¿Que son los Trastornos de la ATM?

Trastornos ATM

La Articulación Temporo Mandibular (ATM) es la articulación que conecta la mandíbula con el cráneo, es la responsable de todos los movimientos que uno realiza con la boca (hablar, comer, besar, tragar, entre otros). Existen dos, una en cada lado, se las puede palpar colocando los dedos justo delante de las orejas y abriendo la boca, lo que se siente son los extremos redondeados de la mandíbula deslizándose en la cavidad articular del cráneo (hueso temporal).

Los dolores en esta articulación o en los músculos que realizan los movimientos de la boca son llamadas de Disfunciones Temporomandibulares (DTM).

Las DTM son poco conocidas a pesar de ser una dolencia que causa sufrimiento a millones de personas alrededor del mundo, disminuyendo su calidad de vida y convivencia social. Según estudios recientes, la incidencia mundial de DTM es de 3% de la población mundial al año. A pesar de ser una incidencia baja, la duración del trastorno es larga, haciendo que haya un gran número de pacientes. Las mujeres y principalmente aquellas en edad fértil son las más afectadas por DTM, cerca de nueve mujeres por cada hombre.  Actualmente, se está observando un aumento de casos de DTM en adolescentes y niños.

Hacer una consulta


¿Cuáles son las causas?


causas ATM

Las causas que provocan Trastornos de la ATM o Disfunciones Temporomandibulares son diversas; desde aquellas de origen traumático, de origen funcional (malos hábitos o parafunciones), postural, emocional, entre otros. Lo importante realizar un adecuado diagnóstico y a partir de ello dar el tratamiento adecuado. Entre los factores que pueden contribuir a crearlos podemos mencionar:

  • Personas que presenten antecedentes de traumatismos en la mandíbula o la cara, antecedentes de problemas articulares (como artritis, artrosis, osteoporosis). problemas musculares (fibromialgia),
  • Movimientos innecesarios (PARAFUNCIONES) que hacemos con la boca, hábitos como: mascar chicles, roer uñas, morder hielo, etc.
  • Personas con Hiperlaxitud Ligamentosa (mayor a 6 según escala de Beighton), que se caracterizan por ser flexibles (elásticos). 
  • Problemas orales: mala oclusión de la boca (dientes mal alineados), dientes desgastados,  ausencia de piezas dentarias, mordida unilateral.
  • El estrés y la tensión suelen actuar como un factor desencadenante. Afecta a muchos profesionales que canalizan su ansiedad apretando los dientes (lo que se denomina “bruxismo”). 
  • La respiración bucal, que se da principalmente en personas que sufren de alergias respiratorias que alteran el patrón de respiración deglución y pronunciación. Que de manera indirecta altera el crecimiento equilibrado de las estructuras de la cara.
  • Las malas posturas, que generan una inadecuada relación entre las estructuras de la cara, masticación y del cuello. Es muy importante dicha relación  porque al alterarse genera síntomas dolorosos a nivel craneal (dolores de cabeza) y dolores cervicales (de cuello). 
  • En algunos casos tratamientos odontológicos inadecuados, que generen problemas de oclusión por las interferencias dentales, colocación de prótesis (fija, removible) sin una planificación oclusal previa, alineación inadecuada de los dientes, tratamientos prolongados, uso inadecuado de férulas. En general todo tipo de  tratamiento que alteren la forma de masticar

Hacer una consulta


¿Cuáles con los Síntomas?


sintomas ATMLas DTM se manifiestan de muchas formas y sus síntomas pueden aparecer aisladamente o de forma combinada. Algunos de los signos más comunes son:

  • Dolores de cabeza (frecuentemente parecidas a migrañas), es uno de los síntomas más comunes de las DTM. Muchos pacientes presentan este síntoma y no saben que puede ser causado por las DTM.
  • Dolor al abrir o cerrar la boca durante la masticación o bostezo.
  • Mandíbula que se bloquea, traba o sensación que se sale de su lugar
  • Ruidos a nivel del oído: un “Click”, zumbidos, chasquidos, crujidos u otros sonidos al abrir o cerrar la boca.
  • Cansancio de los músculos de la masticación, sintiéndose como sensación de cansancio en la cara.
  • Apretamiento o rechinamiento (BRUXISMO) de los dientes, puede presentarse  diurno o nocturno y generalmente es inconsciente.
  • Dolores de cuello que se irradian hacia la cara y cabeza.
  • En muchos casos se puede percibir una sensación de pérdida de encaje o engranaje  entre los dientes superiores e inferiores.
  • En algunos casos pueden presentarse otros síntomas como: ardor de garganta, dolor en dientes sanos, pinchazos en los oídos, mareos, ronquidos, entre otros.

El paciente con DTM generalmente es un paciente con dolor crónico, que demora años para buscar tratamiento. Como los síntomas son muy subjetivos y pueden estar ligados a otros problemas médicos (depresión, problemas auditivos o reumatológicos), En muchas ocasiones es sometido a tratamientos de larga duración y muchas veces irreversibles. El Odontólogo Especialista, muchas veces, es el último profesional de la salud en ser consultado.

Hacer una consulta


Diagnóstico y Tratamiento de los Trastornos de la ATM

¿Cómo diagnosticar los trastornos de la ATM?

Diagnosticar ATM

Si sufre o cree sufrir algún síntoma de trastorno de la ATM, acuda al Odontólogo Especialista para ser diagnosticado y tratado adecuadamente.

Hay tres factores iniciales que son evaluados en los pacientes que sufren de DTM: factores musculares, factores articulares y factores oclusales o dentarios. ”El diagnóstico y tratamiento individualizado a los pacientes es fundamental, ya que no todas las personas con síntomas similares tienen las mismas alteraciones”.

La evaluación Clínica es fundamental y es la que ofrece mayor información. Además nos permite poder diagnosticar adecuadamente el Trastorno de la ATM y también poder diferenciarla de otras alteraciones como las neuralgias, bruxismo, migrañas, apnea, entre otros.

El especialista hará una evaluación minuciosa de los músculos de la cara, de la cabeza, de la boca y del cuello para determinar si el trastorno tiene un componente muscular. Además se realiza la evaluación funcional de los músculos durante las funciones bucales como: la deglución, la respiración, la masticación, entre otros y así descartar algún trastorno durante estas funciones.

Luego se realizará una evaluación individualizada de cada articulación temporomandibular (derecha e izquierda) debido a que en la mayoría de casos los trastornos son diferentes en cada lado, esto permite evaluar el grado de daño articular y descartar trastornos como Sinovitis, Capsulitis, Artrosis, Artritis, Luxaciones, entre otros. Además se realizará una evaluación completa de la columna cervical (cuello), para descartar algún trastorno a nivel de las vértebras cervicales, que tiene mucha relación con la posición de la mandíbula y por ende una alteración de una afecta a la otra. 

Por último se realizará una evaluación oclusal o dentaria, se evalúa las condiciones estructurales de las piezas dentarias, pero fundamentalmente se realiza una evaluación funcional de las estructuras dentarias y ver si los dientes permiten una adecuada trituración, un desgaste equilibrado en todas las piezas dentarias, descartar si hay sobrecargas en algunas zonas más que otras, etc.

En ocasiones es necesario hacer pruebas de diagnóstico por imágenes como: radiografías, tomografía axial computarizada (TAC) o resonancia magnética. Evaluación de modelos (en Gnatostato o en articulador semiajustable), evaluación fotográfica y otras que sean necesarias dependiendo de cada caso.

De acuerdo a lo encontrado en la evaluación, el especialista en trastornos de ATM determinara la evaluación de otros especialistas para llegar a un mejor diagnóstico y tratamiento. Estas especialidades pueden ser: Terapia Física, Otorrinolaringología, Neurología, Psicología, Terapia de Lenguaje, entre otros.

Hacer una consulta


¿Cuál es el tratamiento para los trastornos de la ATM?

tratamiento para los trastornos de la ATMLuego de haber realizado un adecuado DIAGNÓSTICO. De acuerdo a los diferentes niveles de afectación que pueden ser: Múscular, Articular u Oclusal, se realizarán una serie de tratamientos especializados que consigan aliviar, disminuir y frenar el avance de la patología.  

La evaluación Especializada permitirá realizar los cambios musculares, articulares y orales necesarios para dar estabilidad a la ATM  y permitir el alivio de los síntomas agudos, además de ir preparando la ATM hacia una futura postura Ortopédicamente estable.

Existen diversas corrientes para el tratamiento de los Trastornos de la ATM, sin embargo hay un consenso mundial en evitar en lo posible aquellos tratamientos que llamamos IRREVERSIBLES para tratar los trastornos de la ATM tales como: desgastes dentarios, cirugías, ortodoncias, entre otros. Hay que recordar que estos procedimientos son necesarios para muchos problemas bucales, pero no para el tratamiento de trastornos de la ATM.

De acuerdo al diagnóstico se indican procedimientos de Medicina física, Fisioterapia (muscular, articular), estimulación nerviosa transcutanea, laser, ultrasonido, aguja seca, terapia neural. Es importante recordar que la ATM es una articulación muy compleja y por ende la terapia que se realice sobre ella debe ser muy especializada y no igual a las que se realiza en otras articulaciones del cuerpo.   

Para la estabilización articular se utiliza férulas ortopédicas que pueden ser: parciales, completas, inferiores o superiores dependiendo de cada caso, no existe una férula única para todos los pacientes, estas deben ser individualizadas y ser usadas por un corto tiempo, o podrían agravar el cuadro. Cuando amerite un cambio de postura mandibular se emplea aparatos ortopédicos funcionales adaptados a las características del trastorno de cada paciente.

Además de acuerdo a la complejidad de cada caso se realiza el; tratamiento en equipo con el Especialista en Terapia Física, Otorrinolaringólogo, Terapista de lenguaje, Neurólogo, y otros que el especialista indique. 

    Hacer una consulta