HIPERLAXITUD ARTICULAR Y TRASTORNOS DE LA ATM

Cuando se menciona el término de “hiperlaxitud articular”, se refiere al aumento exagerado de la movilidad de las articulaciones. Todos conocemos personas que son más “elásticas”, siendo el caso extremo el de los contorsionistas.

La Articulación Temporomandibular (ATM) como el resto de las articulaciones también se ve afectada por la “hiperlaxitud articular” y puede llegar a ser una causa para la aparición de trastornos de la ATM.

Los diferentes estudios confirman que es más frecuente la hiperlaxitud en las mujeres que en los varones, oscilando su frecuencia entre un 5-15 % de la población. También sabemos que es mayor en la infancia, y va decreciendo al aumentar la edad.

La mayoría de las personas con este problema no sufren problemas por su mayor elasticidad, siendo sólo un 5-10 % los que sufrirían algún tipo de síntoma, pueden manifestarse con dolor en las articulaciones y músculos, y en ocasiones desarrollo de artrosis.

¿CUÁL ES LA CAUSA?

La causa de los “Síndromes de Hiperlaxitud” no es del todo conocida, aunque se han encontrado anomalías de origen genético en las fibras de colágeno y otras proteínas que forman el tejido conectivo, que es el encargado de proporcionar resistencia y fortaleza a diferentes estructuras de nuestro organismo, especialmente ligamentos, tendones, músculos, cartílagos, vasos sanguíneos, piel y alguna otra estructura. La alteración de estas proteínas hace que esas estructuras sean más elásticas de lo normal, pero también más frágiles, produciéndose lesiones con mayor facilidad tras traumatismos relativamente poco intensos.

CUALES SON LOS SÍNTOMAS?



La característica prevalente es que la persona es más “elástica”, siendo el caso extremo el de los contorsionistas. Ahora pueden llegar a presentar dolor en músculos y articulaciones, sobre todo afectando a los miembros inferiores, su aparición está relacionada con frecuencia con las sobrecargas repetidas sobre alguna articulación (sobrepeso), la falta de ejercicio y un excesivo sedentarismo. A veces se pueden escuchar “chasquidos articulares” que no tienen importancia, pero que resultan desconcertantes y alarmantes para quien los percibe. El estrés con su componente de contractura muscular también puede empeorar el cuadro. Es importante descansar lo suficiente y dormir bien.

A nivel de la Articulación Temporomandibular los pacientes con “hiperlaxitud articular” presentan una amplia apertura bucal, presentando en ocasiones ruidos al abrir y cerrar la boca o mientras comen.

No todas las personas con “hiperlaxitud articular” presentan o sufren de Trastornos de la ATM, pero una sobrecarga repetida como el bruxismo, traumatismos, hábitos nocivos (morder objetos, uñas, hielo, etc), aperturas prolongadas (por tratamiento odontológicos); entre otros pueden desencadenar un Trastorno de la ATM o Disfunciones Temporomandibulares (DTM).

¿COMO SE DIAGNOSTICA?

Para llegar al diagnóstico, después de la entrevista clínica, se debe realizar una exploración en las articulaciones. Actualmente las maniobras más usadas para determinar la existencia de hiperlaxitud son las de Beighton, que propone un sistema de puntuación entre 0 y 9 puntos, considerando que un individuo tiene Hiperlaxitud Articular si reúne más de 4 puntos.

¿CUAL ES EL TRATAMIENTO DE LA HIPERLAXITUD ARTICULAR?

Aunque la “hiperlaxitud articular” no tiene un tratamiento específico y resolutivo, existen muchas formas de ayudar a los pacientes, para ello hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. Establecer un diagnóstico correcto: Los pacientes agradecerán saber que padecen un trastorno benigno y habitualmente no invalidante, si hubiera síntomas de mayor complejidad, lo mejor es la evaluación por el médico Reumatólogo.

  2. Informar al paciente: Es necesario confirmar al paciente que no está afectado por ninguna enfermedad grave, después de revisar los datos de laboratorio y la radiología, los cuales suelen ser normales.

  3. Tratar lo tratable: Muchos de los trastornos que forman parte del Síndrome de Hiperlaxitud son lesiones de tejidos blandos que podemos tratar utilizando terapéuticas locales, como por ejemplo férulas (muñequeras, coderas, tobilleras, etc.), infiltraciones, fisioterapia, electroterapia y masaje decontracturante de la musculatura. El calor si hay contractura muscular, o el frío en caso de lesiones agudas y recientes pueden aliviar los síntomas.


Deberá evitarse la sobrecarga de las articulaciones (obesidad, cargar pesos, etc.) que pueda agravar los síntomas, modificando en lo posible el estilo de vida. La realización regular de ejercicios de fortalecimiento y estiramiento muscular les será beneficioso. El ejercicio debe ser muy suave y sin forzar las articulaciones.

Los deportes que no requieran esfuerzos importantes, como la natación, son recomendables, así como el yoga y otras técnicas de relajación.

¿CUAL ES EL TRATAMIENTO DE LOS TRASTORNOS DE LA ATM EN PACIENTES CON HIPERLAXITUD ARTICULAR?




El tratamiento en su mayor parte, es el mismo que el de los pacientes que no presentan “hiperlaxitud articular”, pero es necesario tener en cuenta las características propias de la “hiperlaxitud” para lo cual se realizan terapias e indicaciones individuales.

Recuerde mencionar que presenta esta característica al momento de ser evaluado por el médico y también antes de realizarse cualquier tratamiento odontológico para que el profesional tome los cuidados necesarios.