DOLOR DE MANDÍBULA O DE CARA Y LAS DISFUNCIONES TEMPOROMANDIBULARES


DOLOR DE MANDÍBULA O DE CARA Y LAS DISFUNCIONES TEMPOROMANDIBULARES

A veces, un Trastorno de la ATM o Disfunción Temporomandibular (DTM) sólo se manifiesta como dolor en lagunas partes de la cara, estos dolores pueden ser de origen MÚSCULAR O ARTICULAR, y pueden presentarse de forma espontánea, al comer, al abrir la boca o al tocar los músculos afectados.

Esto sucede porque éstos músculos son sobreexigidos con actividades que nada tienen que ver con sus funciones normales, estas actividades se denominan PARAFUNCIONES, y pueden ser realizadas de dia (como comerse las uñas, morderse los labios, comer chicle, etc) o de noche como apretar o rechinar los dientes (más conocido como BRUXISMO).

Los músculos se fatigan por todas éstas actividades innecesarias y empiezan a doler al palparlos, o bien al tocarlos.
Cuando los músculos que duelen, son los Músculos Temporales, pueden originar Cefaleas Tensionales que en muchas oportunidades los pacientes no relacionan con estas parafunciones, por lo que un examen más específico sobre ésta área se hace necesario.

Músculos Maséteros

Cuando los músculos que duelen, son los Músculos Maséteros, el dolor se experimenta en la cara, ya sea en uno o ambos lados de la cara. Los pacientes refieren esta molestia como dolor de mandíbula.

dolor se experimenta en la cara

La Articulación puede presentar dolor debido a desarreglos internos que puede llevar a procesos degenerativos ARTROSIS que irradian dolor a nivel de los oídos, y otras partes de la cara. 

Es importante mencionar que estos dolores sean musculares o articulares pueden limitar la función, es decir, el dolor se manifiesta al comer, abrir la boca, besar, etc. y el paciente con el propósito de evitar este malestar (conciente o inconcientemente) empieza a modificar los movimientos mandibulares normales o armónicos, lo que crea un círculo vicioso, pues se empiezan a fatigar otros grupos musculares y puede desencadenar mayores síntomas.

Recuerde que lo más importante es acudir al especialista para un adecuado diagnóstico de su trastorno.