DOLOR DE OÍDOS AL ABRIR O CERRAR LA BOCA


DOLOR DE OÍDOS

En ocasiones, un simple pero continúo “Click” al cerrar y abrir la boca puede desencadenar una sintomatología tan compleja y desconocida como los trastornos de la ATM o Disfunciones Temporomandibulares (DTM).

El chasquido (ruido) y el dolor en la articulación son la carta de presentación de estos trastornos. Esto se debe principalmente al desarrollo de un traumatismo en la unión de la mandíbula con el hueso craneal, en ocasiones se produce por un accidente o golpe en la mandíbula, por cambios en la mordida del paciente (por perdida de dientes, tratamientos inadecuados, hábitos bucales, etc.), que desencadena la fatiga y los espasmos de los músculos de masticación.

Muchas veces el primer signo de una DTM, es un ruido que el paciente escucha dentro del oído o por delante de él. Esos ruidos aparecen al mover la mandíbula, generalmente al abrirla, pero también al llevarla hacia los lados y al cerrarla. La presencia de este ruido acusa que algo dentro de la articulación va mal, o a lo que hay que poner atención.

primer signo de una DTM



La parte más afectada de la articulación la constituye el disco articular, que actúa como almohadilla entre el cráneo y la mandíbula. Este disco articular al sufrir el desgaste, perforaciones, luxaciones, etc.; genera que el cóndilo mandibular presione directamente la zona retroarticular (zona posterior de la mandíbula) la cual tiene mucha cercanía al conducto auditivo, generando síntomas a nivel del oído. En algunos casos el traumatismo puede generar una comunicación entre la articulación y el conducto auditivo, generando graves daños que incluso pueden llevar a una pérdida auditiva. 

En algunas alteraciones puede ser que el disco articular no esté ubicado correctamente, generando un pequeño salto o irregularidad al mover la mandíbula, entorpeciendo los movimientos continuos y armónicos. También estos ruidos pueden originarse en las superficies óseas de los huesos que conforman la articulación, pudiendo haber irregularidades en su superficie, presentar erosiones o incongruencias. 

Un examen especializado, además de los exámenes imagenológicos (Radiografías, Tomografias, Resonancia, etc.) es imprescindibles en estos casos.

La mayoría de los pacientes comienzan con un dolor situado cerca del oído por lo que suelen aterrizar primero en la consulta del Otorrinolaringólogo, si éste no encuentra nada le derivará al neurólogo o al odontólogo general.

dolor situado cerca del oído

Es importante que si presenta alguno de los síntomas sea evaluado por los especialistas, el Otorrinolaringólogo y el Odontólogo Especialista, para poder diagnosticar y tratar adecuadamente el trastorno.