DOLOR AL MASTICAR

DOLOR AL MASTICAR

Si presenta dolor al masticar y ya le descartaron algún problema de dientes o a nivel de las encías y persiste el dolor, se debe evaluar la Articulación Temporomandibular para descartar un trastorno de ésta.

Los dolores de diente son normalmente causados por caries, fracturas, inflamación de la pulpa ( nervio) y por daños en las estructuras de soporte (gingivitis,periodontitis, etc).

Algunos pacientes sienten dolor al parecer de origen dental, pero en realidad su causa está en otras estructuras. Por desgracia, muchas veces son sometidos a tratamientos innecesarios (Endodoncias o incluso extracciones), porque no se logra identificar el origen de estos dolores.

pacientes sienten dolor al parecer de origen denta

Presentar dolor al masticar es un síntoma común en las disfunciones de la ATM y que puede traer muchos trastornos a la persona que lo presenta.

Cuando alguien busca un dentista con esta molestia, uno de los primeros pasos de la mayoría de los profesionales es recomendar una dieta de alimentos blandos y la confección de una férula oclusal, para evitar el empeoramiento de la condición. Sin embargo, si estas acciones pueden disminuir los síntomas al inicio, pero no va a tratar el problema a medio y largo plazo, por ello es necesario identificar el motivo por el que esto sucede.

El dolor al masticar indica que la ATM está inflamada o por lo menos sensibilizada, por algo que puede ser desde un simple traumatismo o a una enfermedad crónica que hasta entonces no producía síntomas, pero que fue desencadenada por algún motivo.

Las causas comunes de confusión son los dolores referidos (por ejemplo, dolor en los músculos de la masticación que puede presentarse como el dolor de dientes), las neuralgias (por ejemplo, la neuralgia del trigémino), el dolor neuropático, cefaleas primarias (migraña, tensionales, etc.), dolor de origen cardíaco (angina de pecho, infarto de miocardio), sinusitis, problemas relacionados con las glándulas salivales y algunos tumores.

En este sentido el paso a seguir, si presenta algún síntoma relacionado, es realizar un buen examen clínico, compuesto de exámenes de imágenes y pruebas funcionales, con el fin de poder identificar el problema a  tratar.