RONQUIDOS Y DISTURBIOS DEL SUEÑO TRATAMIENTO ODONTOLÓGICO

Los Disturbios del sueño, son alteraciones que sufre una persona mientras duerme. El trastorno más frecuente es cuando se tiene una o más pausas en la respiración o tiene respiraciones superficiales mientras duerme, las pausas pueden durar entre unos pocos segundos y varios minutos; a menudo ocurren entre 5 a 30 pausas o más por hora y por lo general la respiración vuelve a la normalidad. Para volver a respirar normalmente la persona realiza un ronquido fuerte o un sonido parecido al que hace uno cuando se atraganta.

Esta alteración es llamada Apnea del Sueño y casi siempre es un problema crónico (constante) de salud que altera el sueño y con el tiempo altera el estado de salud general.

La persona que sufre Apnea del sueño, pasa de un sueño profundo a un sueño liviano cuando hay una pausa en la respiración, por esta razón el sueño es de mala calidad y se siente cansancio o sueño durante el día.
La mayoría de las personas que sufren Apnea del Sueño no saben que la tienen porque sólo ocurre durante el sueño. El primero en notar los signos de la apnea del sueño puede ser un familiar o quien duerme en la misma cama con la persona afectada.

El tipo más común de Apnea del Sueño es el  Apnea obstructiva. Esto significa por lo general que las vías respiratorias se han estrechado o bloqueado durante el sueño, el bloqueo puede causar respiración superficial o pausas en la respiración.

Cuando la persona trata de respirar, el aire que logra pasar por la parte obstruida puede causar ronquidos fuertes. El Apnea obstructivo del sueño es más frecuente en personas con sobrepeso, pero puede afectar a cualquiera; por ejemplo los fumadores, bebedores constantes de licor, personas que sufren de alergias, etc. También algunos niños pequeños pueden tener las amígdalas aumentadas de tamaño (en la garganta) y esto puede causar apnea obstructiva del sueño.

Los signos más prevalentes de Apnea del Sueño incluyen:

  • Ronquidos fuertes frecuentes
  • Ahogamiento o falta de aire mientras duerme
  • Dolores de cabeza matutinos
  • Somnolencia o cansancio durante el día
  • Problemas para concentrarse

El apnea del sueño es un problema crónico de salud que requiere un tratamiento a largo plazo a cargo del médico y odontólogo, certificados en Medicina del sueño. Los cambios en el estilo de vida, los dispositivos que se usan en la boca, la cirugía o los dispositivos respiratorios pueden tener éxito en el tratamiento de la apnea del sueño en muchas personas.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?

Cuando estamos despiertos, los músculos de la garganta mantienen las vías respiratorias rígidas y abiertas para que el aire pueda entrar a los pulmones, cuando dormimos estos músculos están más relajados.

En condiciones normales, el hecho de que los músculos de la garganta estén relajados no impide que las vías respiratorias permanezcan abiertas (despejadas) para permitir la entrada de aire a los pulmones. Sin embargo, si usted tiene Apnea obstructiva del Sueño, sus vías respiratorias pueden estar obstruidas o estrechadas durante al sueño.

Ahora las vías respiratorias pueden estar obstruidas o estrechadas durante al sueño. debido a que:

  • Los músculos de la garganta y la lengua se relajan más de lo normal.
  • La lengua y las amígdalas (masas de tejido que se encuentran en la parte de atrás de la boca) son grandes en comparación con la abertura de la tráquea.
  • Usted tiene sobrepeso. El tejido graso adicional puede engrosar las paredes de la tráquea. Entonces la abertura interna se estrecha, lo cual hace que sea más difícil mantenerla abierta.
  • La forma de la cabeza y el cuello (la estructura de los huesos) puede hacer que las vías respiratorias que se encuentran en la boca y la garganta sean más pequeñas.
  • El proceso de envejecimiento limita la capacidad de las señales del cerebro para mantener los músculos de la garganta rígidos durante el sueño. Así es más probable que las vías respiratorias se estrechen o colapsen.

¿QUIÉNES PUEDEN SUFRIR APNEA DEL SUEÑO Y RONQUIDOS?

  • Millones de adultos sufren apnea obstructiva del sueño a nivel mundial. Más de la mitad de las personas que sufren este problema de salud tienen sobrepeso.
  • El apnea del sueño parece ser más frecuente en los hombres que en las mujeres. La enfermedad también se hace más frecuente a medida que la persona envejece. Por lo menos 1 de cada 10 personas mayores de 65 años sufre apnea del sueño. Las mujeres tienen más probabilidades de sufrir apnea del sueño durante el embarazo y después de la menopausia.
  • El apnea del sueño es más frecuente entre los afroamericanos, los hispanos y los nativos de las islas del Pacífico que entre los caucásicos.
  • Si una persona de su familia sufre apnea del sueño, usted tiene más probabilidades de sufrirla.
  • Las personas que tienen disminuido el tamaño de las vías respiratorias a la altura de la nariz, la garganta o la boca también tienen más probabilidades de sufrir apnea del sueño. Esto se puede deber a la forma de estas estructuras o a alergias o problemas médicos de otro tipo que causen congestión en estas zonas.
  • Los niños pequeños pueden tener las amígdalas aumentadas de tamaño (en la garganta). Esto puede elevar el riesgo de que presenten apnea del sueño. Los niños que tienen sobrepeso también pueden correr más riesgo de sufrir esta enfermedad.
  • Aproximadamente la mitad de las personas que tienen apnea del sueño también tienen la presión arterial alta. La apnea del sueño también se asocia con el hábito de fumar.

¿CÓMO SE TRATA EL APNEA DEL SUEÑO?

Lo más importante es diagnosticar adecuadamente si el paciente sufre de Apnea del Sueño y cuál es el grado de severidad. Para ello existen diversos exámenes clínicos y radiográficos, así como test y guías que ayudarán a realizar un diagnóstico adecuado. Sin embargo el examen por excelencia es la POLISOMNOGRAFÍA y debe ser realizada por todos los pacientes que presentan este trastorno.

El tratamiento de la apnea del sueño puede consistir en cambios en el estilo de vida, dispositivos bucales, aparatos para asistir la respiración y cirugía. Normalmente no se usan medicinas en el tratamiento de esta enfermedad, salvo indicación médica.

Los objetivos del tratamiento de la apnea del sueño son:

  • Restablecer la respiración uniforme durante el sueño
  • Aliviar los síntomas, como los ronquidos fuertes y el sueño durante el día

El tratamiento puede mejorar otros problemas de salud relacionados con la apnea del sueño, como la presión arterial alta. También puede disminuir el riesgo de sufrir enfermedad coronaria, derrame cerebral y diabetes.
Los cambios en el estilo de vida o los dispositivos que se usan en la boca pueden ser suficientes para aliviar la apnea leve del sueño. Las personas que tengan la forma moderada o grave de la apnea del sueño pueden necesitar dispositivos respiratorios o cirugía.

Si continúa sintiendo sueño durante el día a pesar del tratamiento, el médico puede preguntarle si está durmiendo suficientes horas. (Los adultos deben dormir entre 7 y 8 horas como mínimo; los niños y adolescentes necesitan dormir más).

Si el tratamiento y el sueño suficiente no alivian el sueño durante el día, el médico pensará en otras alternativas terapéuticas.

CAMBIOS EN EL ESTILO DE VIDA

Si sufre apnea leve del sueño es posible que el único tratamiento que necesite sea hacer unos cambios en sus actividades cotidianas o hábitos.

  • Evite el alcohol y las medicinas que le den sueño. Estas sustancias le dificultan mantener despejada la garganta durante el sueño.
  • Baje de peso, si tiene sobrepeso o es obeso. Incluso una disminución leve del peso puede mejorar los síntomas.
  • Duerma de lado en vez de dormir boca arriba para mantener la garganta despejada. Puede dormir con almohadas o camisas de pijama especiales que le impidan dormir boca abajo.
  • Mantenga las vías nasales despejadas por la noche con atomizadores nasales o medicinas para la alergia si es necesario. Pregúntele al médico si estos tratamientos pueden servirle.
  • Si fuma, deje de hacerlo. Pregúntele al médico acerca de programas y productos que le ayuden a dejar el hábito.

ODONTOLOGÍA DEL SUEÑO: DISPOSITIVOS QUE SE USAN EN LA BOCA

Según la American Sleep Apnea Association, el tratamiento del Apnea del Sueño en casos leves y moderados puede realizarse con dispositivos intraorales realizados por el Odontólogo certificado.

OSA Treatment Options

Opciones de tratamiento según gravedad (ASAA). A más oscuro mejor indicado.

Estos dispositivos, que se llaman también prótesis bucales, sirven para algunas personas que sufren apnea leve o moderada del sueño. El especialista también le puede recomendar estos dispositivos si usted ronca fuertemente pero no tiene apnea del sueño.

El odontólogo especialista le puede hacer un dispositivo para la boca que sirva para el tratamiento del apnea del sueño. El dispositivo ajusta la mandíbula inferior y la lengua para mantener despejadas las vías respiratorias durante el sueño.

Si usted usa un dispositivo en la boca, avísele al especialista si siente molestias o dolor cuando lo usa. Es posible que necesite consultas periódicas para que el especialista pueda ajustar el dispositivo de modo que le quede a la medida.

DISPOSITIVOS RESPIRATORIOS

Si después de haber realizado el tratamiento, continúan las molestias, el médico especialista hará una re-evaluación, para determinar si es necesario el uso de CPAP o cirugía.

La presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por su sigla en inglés) es el tratamiento más frecuente para la apnea del sueño entre moderada e intensa en adultos. El equipo de CPAP tiene una mascarilla que cubre la boca y la nariz, o solo la nariz. El equipo envía aire suavemente a la garganta.

El tratamiento de la apnea del sueño puede servirle para dejar de roncar. Sin embargo, haber dejado de roncar no quiere decir que usted ya no sufra apnea del sueño ni que pueda dejar de usar la CPAP. El apnea del sueño volverá a ocurrir si se suspende la CPAP o no se usa correctamente.

Algunas personas con apnea del sueño se pueden beneficiar de la cirugía. El tipo de cirugía y el efecto que ésta tenga dependen de la causa de la apnea del sueño. La cirugía se realiza para ensanchar las vías respiratorias. Por lo general consiste en encoger, tensar o retirar el exceso de tejido de la boca y la garganta, o en reajustar la mandíbula inferior.